Un blog para descubrir las nuevas promesas del deporte rey y disfrutar de los mejores pases y de la actualidad futbolística.

¿Quién es Bojan Krkic?

Por Kèlsang

No parece una pregunta difícil de responder. Quizás no sea la pregunta apropiada para empezar a hablar de este futbolista. Pero no me importa, pues hay muchas cosas que decir sobre Bojan y de alguna manera hay que decirlas.

Bojan Krkic es hijo de un futbolista serbio que fichó por un equipo catalán y se instaló en Lleida. Allí fue donde nació y donde se crió Bojan, ya desde bien pequeño vinculado al fútbol. Con 10 años, en el año 2000, empezó a jugar en las categorías inferiores del Barça, y en siete temporadas marcó más de 800 goles, cifra que lo sitúa como uno de los máximos goleadores de entre todas las categorías de Barcelona.

Los años mágicos de Bojan empiezan en 2005. Como correspondía a su edad, jugó en el equipo Cadete del Barça, en el cual, para la temporada 2005-2006, registró la asombrosa cifra de 32 goles en 26 partidos, como podéis ver en la ficha, más abajo. Ese mismo año, fue traspasado al Juvenil, dados sus resultados. En el Juvenil B siguió destacando, y hacia final de temporada se incorporó en el Juvenil A, con sólo 15 años. Ese verano, después de proclamarse campeón de liga con el Juvenil A, cumplió los 16 años. Para la temporada siguiente, la 2006/07, empezó con el Juvenil A, pero enseguida se incorporó a las filas del Barça B. Desde el filial, y con todos los directivos del club con la vista fijada en él, hizo una espléndida temporada, durante la cual ya fue convocado con el primer equipo en varias ocasiones, y participó en algunos entrenamientos, sin llegar a jugar en el primer equipo. Aún así, tras cumplir los 17 años, es incorporó al primer equipo para la temporada 2007/08.

Un añito le quedaría a Bojan para que terminasen sus años mágicos. La temporada 2007/08 fue la última de Frank Rijkaard, en la cual el Barça no ganó ningún título y quedó tercero en la liga. Ronaldinho empezaba a decaer en el Camp Nou, y Henry, recién llegado, no terminaba de cuajar. Además, Eto’o estuvo cinco meses lesionado. Messi era la gran revelación, pues la temporada anterior había enamorado a la afición culé con una temporada excepcional, un hat trick al Real Madrid y el gol en Copa del Rey frente al Getafe que tanto recordaba al Gol del Siglo de Maradona. Esta situación, de un Ronaldinho y un Henry que no convencía, de un Eto’o lesionado, de Gudjohnsen por allí bambaneando, propició que Bojan cobrara importancia. Quizás fuese una de las últimas locuras de Frank Rijkaard, que tan mal terminó en el Barça, pero en la temporada 2007/08, Bojan jugó 31 partidos en liga, en los cuales anotó 10 goles. Sin una delantera definida, y un Messi que se lesionaba de vez en cuando, cuando un partido no iba bien, Bojan era el recurso del entrenador holandés. Así es como Bojan logró sus mejores cifras con el primer equipo, jugando una media de 46 minutos por partido.

Esta situación de la que hay que hablar antes de mostrar la ficha de Bojan, nos ha de recordar a grandes jóvenes que parecía que prometían, pero no eran más que un cardo fucsia entre un jardín de cardos verdes; no eran flor alguna. Me viene a la mente el caso de Portillo, del Real Madrid, que en sus tres primeros partidos no llegó a sumar 20 minutos de juego, pero anotó un gol en cada uno de ellos. Terminó la temporada con 205 minutos repartidos entre 10 partidos, con 5 goles anotados. Parecía que iba a ser el “Pavón” que salvase a Florentino, la nueva joya madridista, e, incluso, el sustituto de Raúl en la delantera blanca. Nada. En la siguiente temporada, ya con una responsabilidad mayor, marcó sólo 1 gol en 18 partidos. Se fue cedido a la Fiorentina, y, al volver, nada, entró como suplente en un par de partidos, sin marcar.

Os meto aquí la ficha para que veáis la progresión de Bojan, y seguimos con el tema.

Bojan ha sido, en parte, la esperanza no necesitada del Barça. Por un lado, se esperaba que brillase tanto como Messi, pues la cantera catalana así lo vaticinaba. Por otro lado, había dado indicios de poder sustituir a los Henrys, Eto’os y Ronaldinhos de turno. Para la temporada 2008/09 Guardiola no contaba ni con Henry ni con Ronaldinho, y sí que contaba con Messi y con Bojan. Con Eto’o al principio no contaba, pero finalmente se quedó y marco 30 golitos en liga. Con Messi y Eto’o esplendorosos, Bojan no destacó. Se apagó la llama con la que había brillado en la temporada 2007/08. Pero era joven, aún tenía mucho camino por delante.

Eto’o partió a Milán para jugar con Mourinho en el Inter, y en su lugar llegó Ibrahimovic. El sueco acaparó las esperanzas de un ataque consistente, y, si bien no terminó de convencer, marcó 16 goles en 29 partidos. Entre Messi y Zlatan no cubrían las plazas atacantes, lo cual podría dar lugar a un mayor protagonismo para Bojan. Pero no. Explotó Pedro, marcando 12 goles en 34 partidos y enamorando a Guardiola y a la afición culé. También debutó Jeffren, con cifras más humildes que el canario, pero jugando minutos que podría haber disputado Bojan.

Y esta temporada, cuando por fin parecía que Bojan iba a consolidarse como un jugador de renombre; habiendo recibido el dorsal 9 de Ibrahimovic, clásico dorsal de delantero centro titular, ha llegado Villa a las filas del Barça, con claras pretensiones de acaparar los goles del equipo blaugrana.

Todo esto hace que me pregunte ¿quién es Bojan Krkic?

Es un jugador que tiene cumplidos los 20 años y esta es su cuarta temporada en primera. Ya no es ningún niño. La fenomenal progresión que se espera de las grandes promesas, justo antes de los 21 (Messi, De Gea, Rooney, Fábregas, etc.), ha decepcionado más que deslumbrado. Ya no tiene ninguna de esas bazas para poder justificar su constante suplencia.

A mediados de 2009 noticias de que el Villarreal CF quería incorporar a Bojan en su plantilla para la 2009/2010. La versión más general era de una posible cesión al club valenciano, pero incluso había rumores de una intención de traspasar al jugador hispano-serbio. Durante el mercado de verano de 2009, Bojan se negó tajantemente a abandonar el Barça. Y ese es, para mí, su gran error.

Para que un delantero triunfe necesita inspirar confianza y seguridad en su posición, demostrar que se ha afianzado en su posición y que es una baza con la que el equipo va a poder contar. Para conseguir convencer a una afición y a un entrenador de todo esto, los jugadores jóvenes se enfrentan al cambio, a la madurez, al proceso de asimilación de las ligas profesionales. Han de experimentar las ligas de los mayores y llevar a cabo las últimas mejoras que los distingan como jugadores de primera.

Y, según me temo, amigos, Bojan no ha hecho nada de esto. Una temporada en el Villarreal, o en cualquier otro club que pueda darle minutos y en el cual pueda destacar, es la única senda hacia la profesionalidad. Si de verdad es la estrella que creemos que es, el favorito para los premios Golden Boy, en cualquier equipo de primera sin contar los dos grandes, Bojan dará el gran salto. Bojan despegará, batirá sus alas y volará hacia un futuro memorable. Bojan, por favor, déjate de niñeces y vuela.

Anuncios

4 comentarios

  1. Pingback: El premio Golden Boy 2010 es para Balotelli « Antes del Gol

  2. Pingback: Toni Kroos, el 10 de Van Gaal « Antes del Gol

  3. Pingback: Balotelli, llamativo dentro y fuera del campo « Antes del Gol

  4. Pingback: Lista de 40 nominados al premio Golden Boy 2010 « Antes del Gol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s